El Mundial de Fútbol 7, con parálisis cerebral, llegó a su fin en San Luis. Coronó a Ucrania, campeón e invicto, y también dejó una buena actuación de la Selección Argentina, que finalizó en el noveno lugar. “Me gustó la actuación, le jugamos de igual a igual a los mejores, dimos un paso adelante”, le dijo Osvaldo Hernández, entrenador de los Tigres, a Paradeportes.com.

“Hubo un crecimiento físico, técnico y táctico, un cambio de actitud. Antes jugábamos a defendernos contra las potencias; hoy planteamos un partido diferente, de igual a igual a las potencias. Hicimos un excelente primer tiempo con Irán, lo mismo con Rusia. El problema es que te desconcentras dos minutos y lo pagás muy caro”, analizó Hernández.

“El fixture nos perjudicó. En la fase de grupos nos tocó Irán, que fue el subcampeón, y Rusia, que terminó tercero. Es una pena porque el equipo pudo haber llegado más lejos si le tocaban otros rivales. De todos modos se hizo un buen papel, con cuatro triunfos y dos derrotas. El balance es altamente positivo”, explicó.

“Me sorprendió Estados Unidos, viene trabajando muy bien, se nota el crecimiento. Es muy potente físicamente, mantiene un sistema de juego 2-3-1, no son vistosos, pero sí efectivos”, indicò Hernández. El camino sigue y se presentan otros objetivos de cara al futuro. Hernández viajará el 14 de octubre a Río Negro, donde dará una charla en la Asociación de Técnicos. Los Tigres, por su parte, enfoncan sus sentidos en la Copa América del próximo año.

Repasá todos los resultados del Mundial San Luis 2017