El Campeonato de las Américas Sub 23 de básquet adaptado significó el regreso de un torneo internacional a la Argentina. Esto implicaba una gran responsabilidad para la Federación Argentina de Básquet Adaptado (FABA), que tomó las riendas de la organización.

En la realización del certamen, fue clave el aporte de los voluntarios. Paradeportes.com armó una campaña previa para captar ayudantes y fue un éxito: más de cien personas se postularon y así se llenó el cupo en pocos días.

Tanto lo voluntarios como la organización en general trabajaron de la mejor manera. Ningún detalle quedó librado al azar y así el Campeonato de las Américas salió como se esperaba.

“Fue una linda experiencia. Es muy bueno poder aportar algo para que el torneo se lleve a cabo. Los jugadores, la gente y la organización se portaron excelente con nosotros”, le dijo Nelson Sánchez, uno de los voluntarios, a paradeportes.com.