Tras la excelente participación en la Copa América en Canadá, en la que obtivieron el subcampeonato, la Selección argentina de fútbol para personas con parálisis cerebral retomó a sus concentraciones mensuales en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD).

La Copa América se disputó en la Universidad de Toronto entre el 17 y el 27 de septiembre y Los Tigres ganaron su zona luego de empatar frente al local por 3 a 3 y de derrotar por 12 a 0 a Venezuela. En semifinales superaron a Estados Unidos por 2 a 1 y en la final cayeron ante Brasil por 3 a 0.

Los tigres, además de lograr consagrarse subcampeón de la Copa América en Canadá, consiguieron su pasaje para los Juegos Parapanamericanos de Toronto 2015. Otro de los compromisos que deberán afrontar el próximo año será el Mundial de Inglatera, que clasifica a los ocho mejores a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016.

 

El fútbol 7 es un deporte adaptado para la práctica por parte de atletas con distintos grados de parálisis cerebral. La disciplina es regulada por la Asociación Internacional de Deportes y Recreación para la Parálisis Cerebral (CPISRA).

Todos los atletas pasan por evaluaciones antes de cualquier competición y son clasificados en las clases 5 a 8, donde la octava es la de mayor habilidad funcional. Para asegurar que jugadores de todas las clasificaciones estén en campo, una regla determina que, por lo menos, un integrante de las clases 5 o 6 esté en campo durante todo el partido, y, como máximo, dos jugadores de la clase 8.