Los Pumas iniciaron hace medio siglo la tradición de bautizar con nombres de animales a las selecciones nacionales. Siguieron Las Leonas, Las Panteras y en los Juegos de Atenas 2004 hicieron su gran presentación paralímpica Los Murciélagos, como todos identifican al seleccionado de fútbol 5 para ciegos desde 1991. El equipo había comenzado a “volar” en ese año, con Enrique Nardone al frente del proyecto. En 1995 se creó el primer reglamento; dos años más tarde arrancaron los primeros torneos regionales, americanos y europeos, y en 1998 se jugó el primer Mundial.

En 2001 se sumó al cuerpo técnico Martín Demonte, como preparador físico y guía (es quien se encuentra detrás del arco rival en un partido), y desde 2009 es el director técnico del seleccionado. “Conseguimos el primer título mundial con una generación que se sostuvo 8 años, hasta Beijing, cuando el fútbol 5 explota a nivel internacional y nosotros comenzamos un nuevo periodo de recambio generacional”, repasa Demonte. Desde 2011 se ha instalado una nueva generación altamente competitiva, con una estructura sostenida por algunos jugadores históricos de gran experiencia. La selección cuenta con el apoyo del Enard y la Secretaría de Deporte, “sin ellos no podríamos trabajar”, agradece el técnico y agrega que “también existen algunas empresas privadas que brindan su apoyo y la AFA siempre está presente de alguna manera”.

-¿Cómo fue el proceso de preparación para Río?

-Muy positivo. Por un lado en mayo participamos del V Challenger en Río, donde estuvieron casi todos los seleccionados que encontraremos en los Juegos, aunque nosotros fuimos con un equipo alternativo, compuesto por cinco jugadores que debutaban en eventos internacionales. Y con el equipo A hicimos una gira por Europa donde enfrentamos a potencias como Inglaterra, España y Alemania, además de otros rivales duros como Polonia y la República Checa: en 8 encuentros marcamos 37 goles. Nuestro trabajo fundamental consiste en entrenar con jugadores de plantel general con los que simulamos particularidades tácticas de rivales directos que tendremos en Río.

-¿Cuáles son los adversarios más poderosos que encontrarán en los Juegos?

-En estos momentos en los que el futbol se ha vuelto tan defensivo, todos son rivales fuertes. Quizá en otra época sabías cuál sería el resultado antes de jugar, hoy todos son muy fuertes. Igual, sin duda, el rival más importante a vencer es Brasil.

Con cuatro títulos de campeón mundial y una medalla de bronce y otra de plata, el sueño es completar la vitrina con una presea dorada. Las esperanzas se sustentan en un trabajo extenso y a conciencia, como lo resume Demonte: “Nos preparamos de la mejor forma, y este equipo cuenta con mucha madurez, por lo que estamos ilusionados de llegar a lo más alto. Esto es fútbol y todo puede pasar”.