Quedaban apenas 28 segundos cuando Maxi Espinillo reventó el palo derecho del arquero De Lacerda. La pelota pegó en la parte interna y se fue hacia afuera. Y con ella se fue toda la ilusión de Los Murciélagos, que perdieron 2-1 contra Brasil la final de los Juegos Parapanamericanos. “Lo grité, pensé que había sido gol”, le dijo Martín Demonte, el entrenador argentino a Paradeportes.com, minutos antes de recibir la medalla plateada.

Brasil rompió el cero a los 7 minutos, con un remate alto de Da Conceicao. Y estuvo cerca del segundo en varias oportunidades, pero la gran actuación del arquero Darío Lencina postergó los festejos de los brasileños. En la segunda parte, Ricardinho eludió a dos defensores y definió bárbaro ante la salida de Germán Muleck. ¿Partido liquidado? Ni ahí.

En el final, Argentina descontó con un golazo de tiro libre de Maximiliano Espinillo cuando quedaban cuatro minutos para el final. Entonces, llegó esa acción en la que el palo le dijo que no a Los Murciélagos y evitó un justo empate.

Los Murciélagos salieron a la cancha con Darío Lencina (arquero); Angel Deldo, Coqui Padilla, Lucas Rodríguez y David Peralta. Luego ingresaron Germán Muleck (arquero), Federico Acardi, Nicolás Véliz, Maximiliano Espinillo y Silvio Velo, el capitán.

“Fue una pena, jugamos bien y se nos escapó en la última jugada. Estoy contento porque este es un gran equipo, estoy orgulloso de mis jugadores”, le dijo el entrenador Martín Demonte a Paradeportes.com. “Dejamos todo en la cancha, estuvimos muy cerca del oro. Pero no tuvimos suerte”, indicó Silvio Velo.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes