Argentina tuvo uno de sus mejores años en powerchair football, fútbol sobre sillas de ruedas motorizadas. Por empezar, la Selección tuvo una gran actuación en el Mundial de Florida, donde terminó en el séptimo lugar.

Sobre el cierre del año, Los Tigres de Pacheco se consagraron campeones de la Copa Libertadores. Y además, el seleccionado fue subcampeón de la Copa Sudamericana. Gonzalo Vilariño dejó el puesto de entrenador nacional y su lugar ahora lo ocupa el francés Baptiste Barriere, entrenador de la Liga de Francia, el país campeón del mundo. Se vendrá un 2018 para seguir creciendo.