“Nos ganamos el respeto de todo el mundo”. El dueño de esta frase es Ariel Britos, el entrenador de la Selección Argentina de básquet para sordos que finalizaron en el quinto puesto en las Sordolimpiadas de Turquía. La frutilla del postre fue la victoria contra la difícil Eslovenia por 83-78, que sirvió para redondear una histórica actuación.

El plantel de Argentina estuvo conformado por Germán Ferreyra, Facundo Herreros, Marcos Raffin, Joaquín Reyna. Manuel Perticarari, Joaquín Faber, Santiago Carmagnac, Gastón Armando, Diego Galanti y Fabio Fernández. El cuerpo técnico lo integraron el entrenador Ariel Britos y el kinesiólogo, Guido Trevisi.