Fue un debut a puro éxito para la delegación argentina. En el centro acuático los deportistas argentinos ganaron nueve medallas (dos doradas, cuatro plateadas y tres de bronce) en el primero de siete días de competencias. Además dos de los nadadores rompieron récords parapanamericanos.

En para natación la competencia arrancó bien temprano y el primero que se tiró al agua, logró una nueva medalla dorada y récord parapanamericano en los 100 metros espalda S11. Sergio Zayas fue el argentino que se consagró con un tiempo de 1.17.39, bajando su propia marca establecida en Toronto 2015 cuando nadó 1.17.82. El podio lo completaron el brasileño José Perdigao y el colombiano Leider Lemus Rojas.

También alcanzó la medalla dorada Iñaki Basiloff en los 400 metros libres S7. El argentino marcó un tiempo de 4.45.44 y registró un nuevo récord parapanamericano. Basiloff logró vencer el tiempo registrado por Facundo Arregui en Toronto 2015 (5.05.93) y esta tarde en Lima terminó tercero con un tiempo de 4.57.86.

Además fueron medallas plateadas Elian Araya en los 100 metros pecho SB14 con un tiempo de 1.10.49, detrás del canadiense Bennett que marcó 1.09.40. La segunda medallas de plata fue a manos de Daniela Gimenez en los 100 metros mariposa S9. Al cierre de la jornada se colgó la medalla plateada en los 100 metros liobres S10 Nicolás Nieto con un tiempo de 57.56, y llegó 45 centécimas más rápido que su compatriota Bruno Lemaire, quien se terminó consagrando con la medalla de bronce.

En tanto la suma de preseas argentinas se incrementó con las dos medallas de bronce de Arregui y de Amilcar Guerra en los 100 metros mariposa S9 en el cierre de la jornada. El argentino estableció un tiempo de 1.06.02 y quedó en el tercer lugar detrás de los brasileños Do Nascimiento y Goncalves.

Para el cierre de la jornada llegó la medalla plateada en la posta mixta 4×100 metros libres mixto 49 pts final que integraron Pellitero, Moro, Fais y Medina.