La natación volvió a hacer historia en los Juegos Parapanamericanos de Lima. Los atletas se tiraron a la pileta y se llevaron cuatro medallas para sus cuentas personales, que también sumaron al medallero nacional. Estas medallas ganadas en la noche limeña terminaron por coronar un número histórico para el deporte argentino, ya que elevaron la cantidad a 102. Un hecho nunca alcanzado por la selección Parapanamericana, pero también superó la cantidad alcanzada por la delegación Panamericana un mes atrás.

Las medallas llegaron por intermedio de Nadia Baez, Daniela Giménez e Iñaki Basiloff. Dos doradas y dos plateadas. Un récord parapanamericano. Así, los nadadores nacionales finalizaron su participación en esta edición de los Juegos, aportando 39 preseas.

Nadia Baez, medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y cuatro veces medallista en estos Juegos Parapanamericanos de Lima, ganó su segunda dorada de una manera increíble en los 100 metros pecho (S11, nadadores ciegos) con un tiempo de 1.37.48.

Daniela Giménez tuvo un triple motivo para festejar. En primer lugar alcanzó la medalla dorada, su quinta medalla, la segunda dorada. Además, en la carrera de los 100 metros pecho SB9, rompió el récord parapanamericano y lo elevó a 1.20.46. También celebró la medalla número 101 para el país, y así igualar la cantidad alcanzada por los argentinos en los Panamericanos.

Iñaki Basiloff llegó a la medalla plateada y sumó la número 100, un número histórico para la delegación parapanamericana. El argentino llegó en la segunda posición en la carrera de los 200 metros combinados SM7 con un tiempo de 2.41.42.

Al cierre de la jornada, el equipo argentino de natación celebró la medalla plateada ganada en la posta de 4×100 metros libres masculina 34 puntos, con un tiempo de 4.10.22. Iñaki Basiloff, Nicolás Nieto, Facundo Arregui y Bruno Lemaire fueron los cuatro argentinos que nadaron la prueba con la que cerraron la participación parapanamericana.