Terminaron los 21° Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados y Argentina cerró una gran actuación. La delegación nacional acabó en el octavo lugar del medallero, con 46 podios: 14 doradas, 13 plateadas y 19 de bronce.

El tenis, uno de los deportes que más medallas aportó, finalizó con cinco podios más en el dobles. Casado-Monti fueron campeones en la categoría 18-30 años, donde Flores Infante fueron segundos. En 31-49 años, Baragiola-Tomasini se quedaron con el primer lugar y Goya-Valenzuela fueron terceros. En doble mixto de más de 30 años hubo bronce para Baragiola-Mateos.

La natación fue la disciplina destacada, con un total de dieciocho medallas conseguidas. Lucas Ferrini fue la figura de ese deporte para Argentina, con tres doradas y una plateada.

El ranking de países lo lideró Gran Bretaña, seguido por Estados Unidos y Australia. Argentina terminó segunda en la tabla continental y líder en Latinoamérica.