La selección argentina de judo paralímpico participó del Grand Prix de Azebaiyán, con tres representantes nacionales entre los judocas de 35 países anotados. Eduardo Gauto (-66 kg), Fabián Ramírez (-73kg) y Rocío Ledesma (-52 kg) fueron los atletas que compitieron.

Gauto tuvo dos combates y cayó frente al georgiano Giorgi Kaldani (luego campeón) y el japonés Yujiro Seto. Ramírez fue derrotado por el Bachuqui Shelia. Y Ledesma perdió sus dos luchas ante las dos medallistas de bronce: la local Basti Safaroba y la uzbeka Salaeva Sevinch.

“Fue un torneo duro y nuestros atletas tuvieron luchas difíciles. Especialmente para Eduardo y Rocío, el Grand Prix les agrega una importante experiencia internacional y los tres continuarán trabajando de la mejor manera para llegar a Lima 2019”, dijo Guillermo Traba, el entrenador. Antes, el seleccionado tendrá los Juegos Mundiales IBSA en Indiana, Estados Unidos.