La Selección paralímpica de judo se concentró en el CeNARD con numerosos atletas y profesores de varias regiones del país. Intervinieron de la actividad deportistas de Tierra del Fuego, Neuquén, Santiago del Estero, Salta, Córdoba, La Rioja, Entre Ríos, Formosa, Santa Fe y Buenos Aires.

“El Campus resultó una experiencia muy linda pensada en desarrollar una actividad de cierre anual y preparación para establecer las acciones del próximo año. Se trabajó principalmente en el desarrollo técnico y en la preparación de profesores de varias provincias”, dijo el entrenador nacional Guillermo Traba.

En el futuro de la Selección se asoman importantes compromisos: la Copa Infraero de San Pablo en marzo, el Panamericano de Canadá en mayo y la Copa del Mundo de Uzbekistán en noviembre.