Jorge Lencina obtuvo una medalla de plata en el Mundial de judo para ciegos que se realizó en Eger, una ciudad ubicada a 150 kilómetros de Budapest, Hungría. El cordobés quedó libre en su primera lucha en la categoría 90 kg. Luego, venció al venezolano Héctor Espinosa, y en la tercera presentación superó al ucraniano Nazarenko Oleksandr. En el cuarto combate, Lencina dejó en el camino al español Abel Vásquez. pero cayó en la final ante el inglés Ingram Samuel.

Por su parte, Paula Gómez (48 kg) consiguió una medalla de bronce. En su primera lucha, consiguió un rápido ipon ante Baasandorj Bolortungalag, de Mongolia y novena en el ranking mundial. Luego, perdió ante la china Lee Kai-Lin. Se repuso en el tercer combate, donde venció a la turca Tugba Yozcu, y se quedó con el tercer puesto tras derrotar a la japonesa Hangai Shizuka.

Fabián Ramírez (73 kg), en tanto, no pudo con Mustafayev, de Ucrania en su presentación; mientras que David Gómez (60 kg) cayó en su debut ante el canadiense Karn Justin, y luego perdió con el español David García Orozco. Eduardo Gauto (60kg), por su parte, ganó su primer combate, y luego venció a Uugankhuu Bolormaa, de Mongolia y número cuatro del mundo. En su tercera lucha perdió con Sherzod Namozov, de Uzbequistán, y después, en el Repechaje, no pudo con el ruso Koriakin Vitali (quien se queda con la medalla de bronce). Así, Gauto finalizó en el noveno lugar y sumó valiosos puntos para Rìo 2016.

José Effrón (81 kg) debutó con una victoria ante el estadounidense Ties Richard. Luego, en su segundo combate, perdió por la mínima difeencia contra el ucraniano Kosinov Olekxandr (quien quedaria subcampeon de la categoría). En la tercera lucha venció al bieloruso Kazlou Aliksandr, y en la cuarta presentación cayó frente al francés Jonard Cyril, quien se quedaria luego con la medalla de bronce. Effrón terminó en la séptima posición.

Finalmente, Rocío Ledesma Dure (52 kg), de apenas 16 años, tuvo una destacada actuación. Perdió en la primera lucha conta la rusa Potapova, quien al ganar la segunda la arrastra hacia su segundo combate con Abdellaqui Cherine (Argelia)  quien no se presenta y la lleva a una tercer lucha con la ucraniana Lohatska Liudmyla con quien pierde quedando séptima en una llave de 12 participantes. Fue la primera participación de Rocío en un torneo de mayores. “Cumplió por demás con lo previsto para esta competencia que era la de ponerla en situación y la de poder realizar dos luchas en donde se la vio activa, buscando resolver los problemas planteados.El torneo fue de muy buen nivel con mas de 35 paises participantes. Los resultados son muy buenos: una medalla de plata, una de bronce, dos séptimos y dos novenos puestos. Por otro lado se pudo puntuar a varios de nuestros judocas y dejarlos en una posición mas cómoda para la clasificación de los juegos de Rio 2016”, sintetizó Guillermo Traba, el entrenador nacional de la Selección paralímpica de judo. El cuerpo técnico lo completaron Walter Dzurovcin y Augusto Blasón.