Guillermo Traba, el entrenador de la Selección Argentina de judo adaptado, ya tiene los nombres de los atletas que nos representarán en el Panamericano Juvenil de San Pablo: Rocío Ledesma, Pedro Santander y Keyla Lezcano. “Están trabajando muy duro con la expectativa de que logren medallas, pero somos optimistas”, destacó el entrenador.

A la hora de realizar un balance de lo que dejó el 2016, Traba se mostró satisfecho: “Haber clasificado cinco atletas para los Juegos de Río fue bueno. Lástima que no se pudo plasmar en medallas y ganamos sólo dos diplomas, los de Paula Gómez y José Effron”.

“También fue positivo el crecimiento de la disciplina porque tenemos más deportistas para incorporar al equipo con el objetivo de que crezcan en los próximos años para aspirar a los podios en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de San Pablo”, agregó Traba.

En la agenda de los mayores figuran la Copa Infraero y el Panamericano de Estados Unidos, torneos que no son puntuables para el ranking internacional ya que los que suman puntos son los que se disputarán a partir de 2018.