Con la alegría de saberse parte pero con la obligación y la responsabilidad de trabajar para seguir avanzando. Esa es la mentalidad del equipo argentino de judo adaptado, que ya tiene sus representantes en los Juegos Paralímpicos y comienza la planificación para llegar de la mejor manera.

Guillermo Traba, entrenador de la Selección Argentina, dialogó con paradeportes.com y analizó cómo ve a sus judocas: “El balance del año es buenísimo, aunque uno siempre aspire a más. Tenemos a cuatro atletas clasificados a Río. Entran los nueve mejores del mundo en varones y las mejores cinco en mujeres. Poder tener a cuatro representantes es lindo”.

“Estamos bien. Aspiramos a más, vamos creciendo. En Atenas hubo un sólo judoca clasificado, en Beijing fueron dos, en Londres entraron tres y ahora cuatro, con la posibilidad de cinco. Vamos sumando poco a poco”, remarcó Traba, haciendo hincapié en el progreso que tuvo la Selección.

Fabián Ramírez es quien pelea por un lugar. La organización le da una wild card (clasificación directa por decisión del torneo) al mejor ciego rankeado y él es el mejor de su categoría pero a veces se busca incentivar a países que no tienen representantes, por lo que deberá esperar para saber si viajará o no.

“Nos espera un año duro, hay un largo camino para transitar. Tenemos muchos campos de entrenamiento planeados. Y viendo la chance de ir a competir afuera el año que viene, a nivel preparatorio, ya que no tenemos competencia puntuable”, cerró Traba, quien ya comienza a planificar lo que se viene. El camino a Río no es fácil pero el trabajo siempre obtiene recompensa.

 

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes