Jorge Lencina es el único atleta argentino que participó de Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Y lo hizo tres veces en cada uno: en los Olímpicos de Atlanta 1996, Sidney 2000 y Atenas 2004, donde logró un diploma por su 7mo. puesto. Y en los Paralímpicos de Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016. En los dos primeros consiguió medallas de bronce, pero en Brasil fue sancionado por dóping. El judoca ahora cumplió su castigo y habló por primera vez, después de dos años, en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (martes, a las 21, por Radio El Mundo, AM 1070). “Quiero volver a competir”, dijo el cordobés de 42 años.

“En Río 2016 tuve un traspié con el dóping. Fue una situación fea, amarga. Pero sigo vinculado con el deporte, doy clases. Estoy sobrellevando la situación. Ahora tengo que ponerme en forma. Mi anhelo es tener una oportunidad más y volver al círculo de competencia. Quiero competir e ir a Tokio 2020″, reconoció el judoca, quien antes de los Juegos de Río había tomado un medicamento por un tratamiento de fertilidad, pero estaba prohibido y por ese motivo le dio positivo el control.

Lencina ya piensa en el futuro: “Tengo que hablar con la gente de la Federación (FADEC) y si está la oportunidad voy a encarar mi preparación para los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019. Disfruté mucho mi paso por los Juegos Olímpicos y también lo hice en los Paralímpicos (tuvo una deformación en las corneas que lo llevó al deporte adaptado). Mi deseo es volver. Siempre quise terminar por la puerta grande y con lo que pasó en Río, no quiero. Deseo competir otra vez y buscar el sueño de Tokio”.