Gustavo Fernández perdió un arduo partido en la semifinal del Abierto de Australia de tenis adaptado. El cordobés no pudo con Shingo Kunieda, número uno del ranking, y cayó por 7-6 (7-5), 1-6 y 2-6, y se despidió del primer Grand Slam del año. “Duro partido en 3 sets contra el uno, pero mucho por mejorar todavía, mucho por madurar. Contento con el rendimiento igual. Buen arranque”, escribió Fernández vía Twitter.

Pero Fernández tuvo su revancha en el dobles. “Contento por la victoria con Gordon Reid. Mañana la final contra los dos mejores del mundo a la madrugada de Argentina”, escribió. Es que Fernández junto al británico Reid vencieron a Gerard y Scheffers por 6-1 y 7-5, y avanzaron a la final.