El cordobés, número uno del mundo en tenis sobre silla de ruedas, recibió un homenaje de parte del club de sus amores. El vicepresidente de Boca le entregó una camiseta firmada por el plantel antes del partido frente a Godoy Cruz.

Toda la hinchada xeneize aplaudió al atleta paralímpico, quien estuvo acompañado por su familia, entre ellos su padre, actual entrenador del equipo de básquet azul y oro.