El cordobés, de 20 años, no pudo ante el experimentado japonés Shingo Kunieda y cayó en la final del US Open por 7-6 (7-0) y 6-4.

Gustavo Fernández había derrotado en semifinales a Stephane Houdet, número 2 del ranking ITF, por 7-6 (1) y 6-1.  Y con toda la motivación llegó a la final pero el japonés puso en juego su experiencia y demostró por qué es el mejor.

En el primer set, Kunieda abrumó de arranque al argentino y enseguida se puso 4-0. Sin embargo, el argentino remontó le desventaja para llegar al tie break, donde el nipón se impuso 7-0 y se quedó con el set por 7-6.

En el segundo, Gustavo Fernández llegó a estar 3-1 tras conseguir el primer quiebre. Pero no pudo ser. Kunieda resurgió, quebró dos veces y así terminó llevándose el partido y un nuevo título para su vitrina. 

Para el argentino quedó el sabor amargo de la derrota, pero nada quita la brillante actuación que tuvo para llegar nada menos que a la final del US Open.

 

Foto: @puppotenis