Otra gran tarde para Gustavo Fernandez. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas, reciente campeón del Abierto de Australia, entregó el premio al campeón del Argentina Open.

El cordobés fue parte de la ceremonia de premiación del certamen, donde coronó al ucraniano Alexandr Dolgopolov, quien superó por 7-6(4) y 6-4 al japonés Kei Nishikori.

Tras el evento, Gustavo expresó: “No hay forma de describir el honor y orgullo que siento. Gracias a Martin Jaite y toda la organizacion por la invitacion, especiales gracias al ENARD por haber hecho lo posible para que puediera estar acá hoy. Felicitaciones a Dolgopolov y Nishikori por una tremenda final. Párrafo aparte para el publico argentino que hoy me emocionaron con su ovación y su cariño. Es lindo sentir el afecto de tu país en vivo y en directo. Otra experiencia que queda guardada en mi memoria”.