Otro gran logro para la carrera de Gustavo Fernandez. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas dio vuelta un partido increíble y le ganó la final al francés Nicolas Peifer por 3-6, 6-2 y 6-0 para consagrarse campeón del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año.

Segundo título en un Major de singles para el cordobés, luego de su victoria en Roland Garros 2016. También fue campeón del dobles de Wimbledon en 2015. Otra gesta para Fernández, actualmente el número cuatro del ranking mundial. ¡Felicitaciones!