Gustavo Fernández sigue cumpliendo metas y logrando grandes cosas en el tenis sobre silla de ruedas. El argentino se dio el gusto de ganar el Abierto de Australia y así sumó su segundo Grand Slam.

“Estoy muy feliz, fue un partido durísimo y fui de menor a mayor. Otro día imborrable para mi carrera”, le dijo a paradeportes.com minutos después de vencer al francés Nicolas Peifer en la final, por 3-6, 6-2 y 6-0.

El cordobés, número cuatro del mundo, no quiso olvidarse de los que siempre lo acompañan: “Gracias a mi familia por estar siempre, a mi equipo de trabajo y a toda la gente que estuvo alentándome en la cancha y desde Argentina. También a la organización del torneo, que se portó muy bien conmigo”.

Para cerrar destacó que “este título es un estímulo para seguir avanzando y logrando cosas. Se viene un año con muchos torneos importantes y por suerte se está dando muy bien todo”. Gustavo suma su tercer título en la temporada 2017: venía de ganar el Abierto de Melbourne en singles y dobles. Este el segundo Grand Slam de su carrera, tras la victoria en Roland Garros 2016. También fue campeón del dobles de Wimbledon en 2015 y finalista del Abierto de Australia y el US Open en 2014.