Atajó los tres penales de la tanda contra China que le dieron la medalla de bronce a Los Murciélagos en Río 2016, pero aún así no cree que fue la única figura. En diálogo con Paradeportes Radio, Germán Muleck analizó la definición que le dio el tercer puesto a la Selección Argentina de fútbol para ciegos.

“No me siento el héroe, el héroe fue el equipo, que hizo un gran partido. Este bronce vale oro, nos costó mucho sacrificio, estuvimos muchos años trabajando para estos Juegos Paralímpicos”, manifestó Germán. “El déficit fue la falta de gol. Nos pasó contra China e Irán, y eso nos llevó a sufrir”, agregó.

Muleck es el arquero suplente de Darío Lencina en el equipo, pero se especializa en los penales y siempre entra para las tandas. Ya había sido el héroe contra China en fase de grupos y repitió su gran actuación en el partido por el bronce. “Ya me venía preparando. Me estaba mentalizando en quién podía patear y a dónde. Tenía muchos nervios y ansiedad.

En los penales contra un ciego no sabés a dónde puede llegar a ir la pelota. Pero vemos muchos videos, estudiamos a los rivales. Traté de concentrarme en la pelota y por suerte salió bien”, dijo el arquero que posibilitó la medalla.