La Copa América que se iba a disputar en Brasil se suspendió porque apenas tres seleccionados habían confirmado su presencia: Argentina, Chile y el conjunto local. De este modo, los tres equipos se aseguraron una plaza para el Mundial que se desarrollará en Brasil del 22 de mayo al 8 de junio en Brasil.

“Estábamos muy ansiosos por la Copa América. A partir de ahora tenemos más tiempo para planificar y ordenar nuestro trabajo. Vamos a aprovechar las concentraciones que tenemos para llegar de la mejor manera al Mundial”, le dijo el entrenador Juan Manuel Velardez a Paradeportes.