Con una sensacional actuación de Jesús Merlo, River Plate superó a Boca Juniors por 4-1 en el partido que había quedado pendiente de la primera fecha, cuando los de Núñez ganaban 2 a 1 y restaban 18 minutos.

En el mini partido que se desarrolló en el Polideportivo Cañuelas, dos tiempos de nueve minutos, Boca arrancó mejor y tuvo un par de chances, ambas de Villamayor. En la primera remató alto, mientras que en la segunda el arquero Agustín Rojas le ahogó el empate.

Fue entonces que apareció en escena Merlos, el juvenil de 14 años que había marcado los dos goles en el Cenard. Esta vez se las ingenió para escapar de su marca y convertir el tercero de su cosecha personal.

Pero había más. En la segunda parte recibió un pase, eludió a un defensor y la colocó en un rincón para sentenciar el clásico.

“Estoy viviendo un sueño, todavía no lo puedo creer. Estoy feliz y emocionado”, le dijo Merlos, la gran figura de la cancha a Paradeportes.com, luego de su póker de goles.