El seleccionado argentino de fútbol para ciegos se quedó con el segundo puesto de la Copa América y logró el pasaje a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En el partido decisivo, los Murciélagos perdieron ante Brasil por 2-0 en San Pablo. Así, el equipo conducido por Martín Demonte cerró su participación con un saldo de tres victorias, dos empates y una derrota.

Recién se estaban acomodando cuando Brasil rompió el cero con un penal que ejecutó Nonato, a la derecha de Lencina, que alcanzó a tocar la pelota pero no pudo impedir la conquista. El gol le facilitó el trámite al equipo local que, entonces, comenzó a dominar el juego y rápidamente llegó al segundo tanto: Nonato encaró, pasó entre dos defensores y definió cruzado ante el achique de Lencina.

Argentina recibió el impacto y, poco a poco, se acomodó aunque le costó generar situaciones de peligro, mientras que Brasil complicaba en cada contragolpe. En el final de la primera parte, los Murciélagos mostraron su mejor versión y tuvieron dos chances para descontar en los pies de Espinillo, pero en ambas chocó con la seguridad del arquero.

En la segunda parte, el partido se hizo de ida y vuelta. Argentina buscó de manera el descuento de manera desordenada, pero falló en la puntada final. Espinillo se las ingenió para exigir al arquero local, aunque los locales complicaron con Nonato y Ricardinho. En los minutos finales, Demonte movió el banco e ingresaron Véliz y Rodríguez, pero no pudo ser.

Los Murciélagos, primeros en el ranking mundial, no pudieron retener la corona, pero sí consiguieron el objetivo principal: el boleto a Tokio. Argentina debutó con un empate ante Brasil (0-0), y luego encadenó tres victorias consecutivas: 1-0 a Colombia; 4-0 a Perú y 2-0 a Chile, para cerrar la primera fase con una igualdad sin goles ante los mexicanos.

El plantel de los Murciélagos estuvo integrado por los arqueros Darío Lencina y Germán Muleck; y los futbolistas Froilán Padilla, Ángel Deldo, Federico Accardi, Nahuel Heredia, Lucas Rodríguez, Nicolás Véliz, Maximiliano Espinillo y Brian Pereyra. El cuerpo técnico lo conformaron los entrenadores Martín Demonte, Claudio Falco y Germán Márquez, el asistente Agustín Rojas y el kinesiólogo Rubén Araguas.