La Selección derrotó por 6-0 a Kenia y finalizó en el 11° puesto en el Mundial de Fútbol para Amputados que se realizó en San Juan de los Lagos, México. El campeón fue Angola, que en la final venció a Turquía en los penales, mientras que Brasil completó el podio tras ganarle, también vía penales, a México.