La Selección Argentina de fútbol para ciego se quedó con el título del Grand Prix de Japón tras derrotar en la final a Inglaterra en una emotiva definición por penales. Luego de igualar sin tantos en el tiempo reglamentario, los Murciélagos vencieron por 2-0 por los goles de Maximiliano Espinillo y Nicolás Véliz. Germán Muleck, por su parte, detuvo el remate de Coleman, mientras que English desvió el suyo.

Argentina salió a la cancha con Darío Lencina, Froilán Padilla, Ángel Deldo, Federico Accardi y Maximiliano Espinillo. Luego ingresaron Nicolás Véliz, Daniel Iturria, David Peralta, Lucas Rodríguez y Germán Muleck.

Además del título, Argentina tuvo otros reconocimientos. Froilán Padilla fue elegido como el mejor jugador del certamen, Maximiliano Espinillo se consagró goleador con cuatro conquistas y la Selección cerró el certamen con la valla invicta.

“El equipo jugó muy bien pese a las condiciones del campo de juego, que tuvo un pasto muy alto. Una vez más, Argentina demostró la capacidad de adaptación para cualquier tipo de inconveniente. Pudimos ganar antes de los penales, pero me voy muy conforme con la actitud de los jugadores”, le dijo Martín Demonte a Paradeportes.com.