Segunda concentración del año para los Murciélagos Juveniles que ya ingresaron en la recta final de la preparación para el Mundial Sub 23 que se realizará en la Argentina. El plantel trabajó en el CeNARD, donde el último día disputó un partido frente a Huracán, al que venció por 2 a 1. y en los primeros días de marzo, el conjunto nacional viajará rumbo a San Pablo donde jugará una serie de amistosos.

“El objetivo de la gira por Brasil es ver el comportamiento del equipo dentro de una cancha contra rivales fuertes y agresivos, que te obligan a jugar de manera muy rápida. Sumar experiencia, en definitiva”, indicó el entrenador Germán Márquez.

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, Márquez señaló: “Va a ser una experiencia única, será el primero de la categoría. ya que nunca se había organizado uno. Se va a jugar en nuestra cancha, y eso es un orgullo. Nuestro compromiso debe ser extremo para que el fútbol argentino se siga desarrollando”.

A Brasil viajarán los arqueros Elías Salomón (Boca) y José Ruiz Díaz (Universidad de Tucumán) y los futbolistas Matías Olivera (Rosell), Nahuel Heredia y Nahuel López (Municipalidad de Córdoba), Mario Ríos (Fundación de Salta), Ignacio Oviedo y Ezequiel Álvarez (Estudiantes), Bruno Rodríguez (Los Búhos de Santa Fe) y Jesús Merlo (River).

Los otros jugadores que participaron de la concentración fueron Rodrigo y Rubén Mendoza (Popeye, Salta); Leandro Vaca y Nahuel Vivas (Municipalidad de Córdoba); Luis Díaz (Universidad de Tucumán), y Ezequiel “Junior” Fernández (Paradeportes Cañuelas). El cuerpo técnico lo integran Martín Demonte, Germán Márquez, Ariel Figueroa y Abel Estigarribia.