Se termina el 2017 y Osvaldo Hernández hace el balance. El entrenador de la Selección Argentina de fútbol 7 para personas con parálisis cerebral analizó lo hecho en diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (martes a las 23 por Radio Cadena Uno, AM 1240).

“El balance es altamente positivo desde donde lo miremos. Hace dos años comenzamos a trabajar con juveniles y en marzo de este año tuvimos la gran alegría de ganar la primera medalla dorada en juveniles, en los Juegos Parapanamericanos de San Pablo. Ahí nos dimos cuenta de dónde podíamos llegar”, manifestó Hernández.

En cuanto al trabajo con la Selección Mayor, dijo: “Nos dimos el gusto de organizar un Mundial, algo que no es nada fácil. Lo pudimos hacer. Nos tocó el ‘Grupo de la Muerte’ pero a pesar de eso estuvimos tranquilos, sobre todo porque antes de comenzar la competencia perdimos dos jugadores importantes por lesión. Se les jugó de igual a igual a las potencias. Los chicos saben que ahora se puede. Me quedo con el crecimiento y la madurez de estos chicos”.

El 2018 se asoma con dos grandes desafíos para “Los Tigres”: el Mundial Sub 19 en España, en agosto; y la Copa América en Brasil, en octubre. El 20 de enero, los jugadores arrancan la pretemporada con energías renovadas y el deseo de volver a poner a Argentina en lo más alto.