Cuando parecía que ya no había tiempo, y que el objetivo de meterse entre los seis mejores se escapaba, Mariano Cortés encaró hacia el área de Estados Unidos y sacó un remate que superó la estirada del arquero y se metió lentamente en el arco. Con ese gol, los Tigres lograron una increíble victoria por 3-2 y ahora irán por el quinto puesto.
No fue un partido sencillo para los Tigres, que tuvieron que pelearla siempre desde atrás. En una primera parte pareja, Estados Unidos abrió la cuenta por intermedio de Kevin Hensley a los 25 minutos (se juegan dos tiempos de 30). Sin embargo, Argentina encontró el empate un minuto antes de irse a los vestuarios por un tanto de Maximiliano Fernández.
Argentina, que estaba obligada a ganar, salió a quemar las naves en el complemento. Se paró en el campo de Estados Unidos y lo peloteó. A los 23, los norteamericanos le sacaron el jugo a un contragolpe y Seth Jahn definió ante el achique de Gustavo Nahuelquín.
A los 30, el árbitro adicionó cinco minutos. Y entonces llegó lo mejor. En el primer minuto de descuento, el capitán Lugrin aprovechó un rebote, la mandó al fondo del arco y entonces renació la esperanza argentina. Faltaba un gol. Y llegó. En la última, Cortés le puso justicia al marcador y desató la alegría del equipo argentino, que se medirá con Gran Bretaña en el choque por el quinto puesto, el miércoles a las 16:15.
“Estos chicos tienen un corazón enorme. Quedó demostrado esta tarde una vez más. No merecíamos irnos con las manos vacías y se hizo justicia. Siempre les digo que hay que tener fe, que hay que creer en uno mismo. Y este triunfo es el fruto del trabajo”; le dijo el técnico Osvaldo Hernández a Paradeportes.com.
Seguí la actuación de todos los argentinos, minuto a minuto, en nuestras redes sociales. En el Twitter @ParadeportesOK, durante todo el día en la Fan Page (Facebook.com/Paradeportes) con los streaming en vivo y, a las 23, en Paradeportes Radio por Cadena Uno (AM 1240) y en simultaneo vía Facebook.