La International Blind Sports Association (IBSA), la entidad que rige el deporte para personas ciegas a nivel mundial, confirmó que Buenos Aires será la sede del primer Campeonato Mundial Juvenil de 2018.

El torneo, de la categoría Sub-23, se disputará del 6 al 15 de abril, en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD). La entidad anfitriona será la Federación Argentina de Deportes para Ciegos (FADeC).

El certamen contará con un máximo de ocho países participantes, que deberán enviar su solicitud a FADeC (no hay eliminatorias) antes del 20 de noviembre próximo.