El Círculo de Periodistas Deportivos entregó los Premios Olimpia y la estatuilla de oro fue para la nadadora Delfina Pignatiello. Gustavo Fernández, representante argentino de tenis sobre silla de ruedas, quedó como uno de los candidatos que no logró quedarse con el galardón y Fernando San Martín, su entrenador, opinó sobre el tema en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (martes a las 23 por Radio Cadena Uno, AM 1240).

“No tengo la menor duda de que fue injusto que Gustavo no ganara el Olimpia de Oro. Estoy convencido de que lo ha ganado, pero no tuvieron la valentía de otorgárselo. Había muchos deportistas con enormes logros, la chica que ganó lo merece también. Pero estamos hablando de un campeonato mundial juvenil contra un campeonato mundial en mayores, que se premiará en Roland Garros 2018”, sostuvo San Martín, quien trabaja con Fernández desde hace diez años.

A pesar de que lo lamenta, el coach de Gustavo remarca que el premio más importante es recibir apoyo de las grandes figuras del tenis: “Era una oportunidad histórica, única para demostrar que existe el deporte de alto rendimiento en los atletas con discapacidad. Pero no nos quita el sueño tampoco. El mejor reconocimiento a Gustavo se lo dan los colegas, los tenistas convencionales. Él entrena y se acercan los mejores a hablar con él de tenis. Que Novak Djokovic pare su entrenamiento para hablar con Gustavo de tenis, y termine diciéndole que él lo inspira a mejorar, demuestra que se ha ganado un lugar”.

Gustavo Fernández cerró el 2017 como número uno del ranking mundial y con siete títulos, entre ellos el Abierto de Australia. Además, fue subcampeón de Roland Garros y Wimbledon. “Lo que se ha logrado este año es demasiado importante. Con el tiempo iremos viendo la dimensión de todo esto. Se trata de un argentino número uno del mundo. Espero seguir trabajando con él para que alcance su pico de rendimiento, que aún no llegó, y poder estirarlo al máximo. Gustavo llegó a niveles muy importantes, marcó una nueva tendencia en el tenis adaptado. Y su mejor tenis todavía no lo ha jugado”, cerró San Martín.