Finalizó la gira sudamericana de tenis adaptado y es hora del balance para Ezequiel Casco. Tres títulos en dobles y dos en singles es el saldo para el argentino en los cinco torneos disputados. “Fui de menor a mayor y terminé jugando muy bien”, analizó en diálogo con paradeportes.com, ya de vuelta en Argentina.

Todo comenzó en Vitoria, Brasil, donde llegó hasta semifinales del singles y ganó el dobles junto a Agustín Ledesma. En Cañuelas repitió ambos resultados. Luego volvió a Brasil para jugar la Semana Guga Kuerten: se metió entre los mejores ocho en ambas categorías.

“Lo mejor se vio en Chile. Tuve buenas sensaciones. Jugué más fácil y más fluido. Fui de menor a mayor desde Toronto para acá y en Melipilla terminé dando mi mejor nivel”, contó Casco. Claro, la gira por tierras trasandinas tuvo los mejores resultados: dos títulos de singles en Antofagasta y Melipilla y subcampeonato y campeonato haciendo pareja con Ledesma. “Con ‘Apu’ me entiendo mucho después de tantos años jugando juntos. Se hace muy fácil”, dijo Ezequiel.

Ahora se viene un tiempo de descanso para el argentino número 36 del mundo. En diciembre arranca la pretemporada para prepararse para un 2016 que tendrá como primera cita al Abierto de Australia. Y claro, todos los cañones apuntan a los Juegos Paralímpicos. “Todo mi trabajo será en base a clasificar a Río. Es mi meta, lo que me incentiva a seguir esforzándome. Estoy cerca pero tengo que sumar puntos. Quiero estar pero trato de no pensar mucho y seguir dando todo”, cerró.

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes