A Ezequiel se lo ve tranquilo, con la bronca lógica de haber perdido una final, pero con la conformidad de haber dejado todo lo que estaba al alcance de su mano para cumplir el objetivo. Él sabe en lo que falló, lo recuerda y se lamenta.  El sudor de su frente refleja que batalló ante el chileno Robinson Méndez, que tuvo su mañana perfecta, para quedarse, una vez más, con el torneo Miguel Zúñiga Open 2015 tras superarlo por 6-2 y 6-1.

En las primeras palabras, el subcampeón reconoce que no obtuvo el tenis que había planificado para el partido decisivo. ”No alcancé el nivel que quería. Él (por Méndez) jugó bien y no me alcanzó. En lo personal sé que me faltó mantener el peloteo, ponerme un poco más duro y firme”, se lamenta.

Ezequiel tiene claro adonde quiere llegar, conoce su horizonte y no duda en mencionarlo cada vez que pude. “Mi objetivo es jugar un buen tenis, seguir aumentando el nivel. Nada de ranking ni puntos, sino jugar un buen tenis”, afirma.

En el futuro inmediato, Casco sabe de su potencial y quiere pulirlo en cada entrenamiento: “Ya mañana me pongo a entrenar”.  Además, buscará roce internacional cuando recorra diferentes continentes para explotar su tenis. “Voy a salir a afuera a buscar nivel, voy a ir a Estados Unidos, Europa ya que me convocaron para la Copa del Mundo”, sentenció el Mono, de gran torneo representando a nuestro país.