Se viene un desafío más que importante para el equipo argentino de esgrima. En Eger, Hungría, arranca el Mundial de la disciplina y no sólo se juegan la gloria de un podio, sino también la chance de asegurarse un lugar en los Juegos Paralímpicos.

Alejandro Palavecino, Luis Alarcón y Jorge Michiardi ya están en Eger y este viernes comienzan a competir. El entrenador Enrique Sueiro los prepara para un nuevo desafío en dos categorías: espada y florete.

“Nos preparamos bien. Estamos con mucha expectativa porque el Mundial da clasificación directa a Río. Esta vez me veo más fuerte en florete que en espada. Voy a ver qué pasa. Sería un sueño ya entrar a Río”, aseguró Palavecino a paradeportes.com. “En grupos estamos bien. Corregimos errores de otros torneos, viendo videos y analizando competencias anteriores. Queremos llegar lo más cerca posible del podio”, agregó.

 

 

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes