Finalizó la Copa del Mundo de esgrima adaptada en Eger, Hungría. Tres argentinos participaron del certamen, que sirvió para continuar teniendo ritmo de competencia internacional.

Luis Alarcón, el más experimentado del grupo, compitió en florete y espada y pasó el cuadro de eliminación directa. En ambas categorías llegó hasta 16avos de final. A la misma instancia llegó Hugo Alderete en espada, superando la expectativa, dado que era su debut internacional.

Por último, Romina Clemente no pudo pasar la eliminación directa en lo que fue su segunda experiencia en competencias de este tipo. Lo positivo del viaje para Enrique Sueiro, el entrenador del seleccionado argentino, fue continuar sumando rodaje de cara a los próximos compromisos. En abril habrá otra Copa del Mundo en Canadá.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes