Guillermo Marro, bronce en natación en Toronto 2015, aseguró que le gustaría llegar con vigencia a su quinto juego Paralímpico. El pergaminense la rompió en TV.

Pareció moverse como pez en el agua. Y algo de eso hay… El nadador pergaminense Guillermo Marro, medalla de bronce en los últimos Parapanamericanos de Toronto (100 metros espalda S7), fue invitado por C5N para contar sus experiencias y regaló más de un cuarto de hora de emociones. Y eso que no profundizó en su cruce del Canal de la Mancha… Claro, su carrera va mucho más allá.

“Tuve un problema óseo de nacimiento. Afecta las caderas, que las tengo dislocadas, y eso me provoca una limitación articular (y, por ende, falta de fuerza)”, les explicó a los conductores, que quedaron azorados después de su anuncio. “La idea es llegar a mi quinto juego Paralímpico. Arranque de muy chico, entré en la Selección a los 15, fui al primer Mundial en Nueva Zelanda 1998, a Sidney 2000. Con un compañero bromeábamos y decíamos ‘qué lindo sería hacer tres Juegos y retirarnos. Pero después fuimos a Londres y ahora… Es medio adictivo, je”, tiró.

“Hay mucho detrás de una medalla. El cierre de todo un ciclo. De levantarte cada día a las 3 para entrenar. Es la frutilla del postre. Cuando te cuelgan la medalla te acordás de tus comienzos y de hasta donde llegué, además de la familia, claro. Ahora tengo la suerte de vivir de ésto, gracias a la beca de la Secretaria de Deporte, el Enard, River, y los sponsors que aparecen. El éxito empuja, pero en la Argentina es muy difícil, y más para natación. Ni hablar para un nadador discapacitado”, sacó pecho Marro. Pecho, espalda y lo que venga. El de Pergamino va para adelante. Hasta Río no para.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes