El español Martín De la Puente tenía apenas cinco años cuando agarró su primera raqueta. Ya mostraba que tenía un taento especial. Sin embargo, enseguida, detectaron que un dedo del pie crecía más de lo normal. Sus padres recorrieron hospitales hasta que en uno de Madrid le dieron el diagnóstico. Martín sufría el síndrome de Proteus, que causa un excesivo crecimiento de la piel y un desarrollo anormal de los huesos, músculos y vasos sanguíneos.

Desde entonces, Martín fue sometido a 16 operaciones, incluido la amputación de una parte de su pierna izquierda . Fue entonces que comenzó a probarse en el tenis sobre silla de ruedas. “Al principio no me quería subir, no quería saber nada. Sin embargo, con el tiempo, me gustó. Y el tenis me ayudó a salir del pozo, a conocer nuevos amigos”, cuenta.

Hoy, a los 15 años, Martín De la Puente es el número uno del ranking mundial junior. “No es una promesa, ya es una realidad”, avisa su entrenador David Sanz. “Toma decisiones arriegadas, su fuerte es la cabeza”, agrega. El objetivo de De la Puenta es participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. “No va a ser fácil. Tiene mucho futuro y si no llega, será en Tokio. Condiciones le sobran”, admitió el entrenador del tenista que en España apodan el “futuro Nadal del Paralímpico”.

Fuente: Marca (España)