Terminó Río 2016 y es tiempo de mirar hacia adelante. Por eso, el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) ya piensa en el ciclo que se viene de 2017 hacia Tokio 2020.

Luego de que 34 Federaciones Nacionales presenten su evaluación y su plan de acción en reuniones con el ENARD, el Comité Olímpico Argentino (COA) y la Secretaría de Deportes de la Nación, fue el turno de los deportes adaptados, pertenecientes al Comité Paralímpico Argentino (COPAR).

Comienza la última semana de reuniones de planeamiento estratégico para el ciclo 2017-2020. Luego de que 34 Federaciones Nacionales presenten su evaluación y plan de acción en encuentros colaborativos con el ENARD, el COA y la Secretaría de Deporte de la Nación, ahora es el turno de los deportes adaptados, nucleados por el Comité Paralímpico Argentino (Copar).

En la primera jornada estuvieron presentes los representantes institucionales, entrenadores y atletas de atletismo, natación, pesas, ciclismo, paratriatlón, tenis en silla de ruedas y tenis de mesa. En la segunda, fue el turno del básquet en silla de ruedas, fútbol 5 para ciegos, fútbol 7 para parálisis cerebral, goalball, quad rugby, paracanotaje y remo. Por último, en la tercera jornada fue el turno de Tiro, tiro con arco, ecuestre, boccia, esgrima, judo y taekwondo.

El objetivo es seguir creciendo y estas reuniones determinarán cómo será el próximo ciclo paralímpico. Falta mucho, pero ya empezó la preparación de Tokio 2020.