Una conocida empresa de seguridad japonesa ya está pensando en los Juegos Paralímpicos y Olímpicos de Tokio 2020. Y con la tecnología en sus manos, planea comercializar un dron para preservar la seguridad en los eventos.

Fue así que la empresa Secom presentó un prototipo, un globo no tripulado de unos 15 metros de largo con un equipo de video incorporado, un potente micrófono direccional y reflectores. El dron podrá permanecer en el aire durante dos horas y se desplazará a uno 50 kilometros por hora mediante un GPS. Podrá grabar imágenes y sonido de lo que sucede ea unos 100 metros de altura, y lo envía a un centro de control.

Este novedoso dron está en desarrollo desde hace tres años y comenzarán a comercializarlo en el 2016. El principal objetivo es ofrecer la máxima seguridad en los Juegos de Tokio.