Florencia Romero tenía 14 años cuando comenzó a participar en los Juegos Nacionales Evita. Corría el 2010 y la anotaron en todas las pruebas de atletismo y natación que se podían hacer. Un año después optó por el atletismo y los frutos llegaron pronto: en noviembre del 2012 tuvo su bautismo internacional en el torneo Caixa Loterías, en Fortaleza, Brasil.

Formada en Esquel, Chubut, y afianzada como lanzadora de disco y de bala, Florencia vivió intensamente su convocatoria para los Juegos Paralímpicos con “una mezcla de sensaciones”, como ella misma lo describió: “Felicidad, alegría, emoción… Cuando me llegó ese mensaje, me cambió todo: ¡Es lo que todo deportista anhela, formar parte de la selección que va a representar al país! El esfuerzo vale la pena”.

“Al ser mis primeros Juegos, pretendo disfrutarlos, esto no significa que vaya a pasear ya que aspiro a llegar a la final”, confiesa. Este año comenzó a estudiar el CBC de la carrera Licenciatura en Psicología en la Universidad de Buenos Aires, pero fundamentalmente está enfocada en el deporte y eso permitió una notable evolución: “Me especifiqué en mis dos pruebas, y a partir de esto los cambios que viví en los respectivos lanzamientos son increíble. Es más: hace tres años yo no sabía ni cómo lanzar un disco”. Todo esto es posible gracias al apoyo de los entes nacionales, Chubut Deportes, ya que la mayor parte de su preparación la realizó en esa provincia, y la Asociación Pro Ayuda a No Videntes (Apanovi).

Lanzamientos, pesas, trabajos aeróbicos, gimnasia deportiva y pileta se convirtieron en la rutina de esta sonriente joven de 20 años. Todo en pos de levantar el nivel competitivo, porque sabe que los Juegos serán duros: “Las referentes más destacadas de lanzamiento de disco son dos chinas, que de verdad son admirables. También se puede mencionar a una brasileña y una italiana… son todas muy buenas y por el momento es difícil superarlas”.

-¿Podés contar las emociones que se viven en estos momentos previos?

-Yo creo que no existan palabras para describir lo que realmente significa y a los Juegos. Es una gran emoción, satisfacción, felicidad extrema, alegría inmensa, pero no me alcanzan las palabras.