Del 30 de septiembre al 6 de octubre se realizará el Mundial de natación paralímpica en el Distrito Federal de México. Daniela Giménez nadadora argentina, estará allí y, de todo lo que vendrá, charló en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (martes a las 23 por Radio Cadena Uno, AM 1240).

“Si bien las marcas las tenía y era factible que vaya, fue difícil la clasificación porque no tenía otras chances de competir. Conseguí las marcas en el Argentina Open y por suerte voy. Hubo 18 marcas y solo 13 plazas. Cuando se confirmó la delegación, me relajé un poquito. Ahora toca prepararse para el Mundial”, manifestó la atleta chaqueña.

La preparación para la cita más importante del año es intensa y así lo contó: “Estoy mucho más tranquila, entrenando nuevas pruebas. Son quince semanas de planificación. Va a ser bastante específico y duro el entrenamiento. Mi entrenador, Juan Manuel Zucconi, quiere que compitamos en el calendario convencional para tener torneos antes”.

El Mundial tiene una característica particular y es que será en la altura. Giménez explicó por qué tiene relevancia en la competencia: “Vamos a ir antes a San Luís Potosí, a una concentración, para acostumbrarnos a la altura de México. Influye mucho la altura en la natación, hay un cambio en el consumo de oxígeno. Corrés riesgo de quedarte sin aire. En la concentración que tuvimos, por suerte, no sufrimos mucho”.

Daniela estará en cuatro pruebas: 100 metros estilo pecho, 200 metros medley, 50 metros libres y 100 metros libres. Su objetivo es más personal que deportivo: “Este año me voy contenta si consigo las marcas que me propongo. Es el año para hacerlo. Quiero ver con qué pruebas me siento cómoda. Es el momento del ciclo paralímpico de que lo haga”.