Para David Coronel, uno de los cuatro pesistas argentinos que nos representarán en los Juegos Parapanamericanos de Toronto, el deporte adaptado es una forma de abrirle la puerta a un mundo nuevo. “Te cambia la vida, te cambia la visión de muchas cosas. Es adaptarte a un grupo, crecer como persona. Y, si te va bien, conocer el mundo”, explica este marplatense de 28 años.

En una entrevista con Argentina Deportiva, el programa que se emita cada domingo por AM 750, Coronel contó que se inició en el levantamiento de pesas a partir de un encuentro casual con su primer entrenador en un recital de Intoxicados. A partir de entonces, comenzó a disfrutar del deporte adaptado. Hoy está atravesando un momento de “madurez” y, pese a una tendinitis, avisó que irá a Toronto para dar pelea, subir en el ranking olímpico y ver si puede llegar al podio.

Desde su experimentado lugar, Coronel opinó sobre el resto del equipo. “Karen Rodríguez recién lleva un año en la disciplina y tiene mucho futuro. Pablo Melgar volvio a la Selección tras superar un problema personal y lo veo bien y contento. Mientras que Lucas Gareca ya participó de varios torneos categoría Junior. Ahora está en mayores. Le veo un excelente futuro”.

 

Pesas

Así es el levantamiento de pesas adaptado

El levantamiento de pesas adaptado es un deporte practicado por hombres y mujeres con parálisis cerebral, que han perdido una o ambas piernas, o que tienen discapacidades resultantes de enfermedades neurológicas, neuromusculares o musculoesqueléticas.

La competencia es por sexo y el pesaje marca la categoría. La más ligera es de hasta 41 kg. para las mujeres y hasta 49 kg. para los hombres. Los atletas permanecen sujetos a un banco y ejercen presión al momento de retirar la barra del soporte. Esta acción puede ser con o sin asistencia.

El objetivo es levantar el peso con los brazos completamente extendidos, luego bajar la barra hacia el pecho para terminar colocándola en el soporte nuevamente. Quien levante el peso mayor, ganará. Si hay empate, el vencedor será quien tenga menor peso corporal.

Los participantes tienen tres intentos para elevar el peso. En el primero, podrán elegir el primer momento de la pesada, y los otros durante el concurso. En cada nueva oportunidad, se sumará un peso mayor. El cuarto intento sólo es posible si existe la chance de romper un récord mundial, no válido para la competencia.

La disciplina comenzó en los Juegos Paralímpicos de Tokio, en 1964. En ese momento, sólo los hombres con lesiones en la médula espinal podían participar. La actividad está regulada por el Comité Paralímpico Internacional (IPC).

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes