Entre los sueños que acuña Gabriel Copola, hay uno que bien podría ser el de muchos. “¿Sabés que lindo sería ganar la medalla de oro en los Juegos de Río? Creo que es lo máximo para un fubolero como yo y sé lo que significa para un argentino festejar en Brasil”. Gaby es el referente del tenis de mesa adaptado en nuestro país, y el único representante argentino en esa disciplina que está clasificado para Río 2016, incluido los convencionales.

Copola es profesor de educación física, y entre clase y clase se hace un espacio para conversar con Paradeportes.com. Mientras explica que se entrena y piensa cada día en los Paralímpicos de Río, reconoce que aún está dolido por la medalla de bronce que obtuvo en los Parapanamericanos de Toronto.

– Fuiste como candidato, y no lograste el oro, ¿todavía estás dolido?

– Tengo bronca. Me dolió porque me había preparado como nunca. Demasiado. Me relajé de forma inconciente, me nivelé para abajo. Lo esperé tanto y lo jugué tantas veces en la previa que en el momento de jugarlo, no lo supe resolver. Espero que me sirva de experiencia para que no me vuelva a suceder.

– Vas a tener revancha en Río, ¿cómo te preparás?

– Me entreno con muchas ganas. La puesta a punto la voy a comenzar en marzo ya que está en mis planes viajar y hacer un gira por Eslovenia y Eslovaquia. Además, me voy a instalar un mes en China porque quiero probarme con los mejores.

– Antes te espera la 13° edición de la Copa Tango en el Cenard.

– Sí, voy a participar en el doble con Mauro Depérgola. Va a ser una linda oportunidad para que me vea mi familia, que siempre sigue mi carrera vía skype. Ahora lo voy a tener a todos ahí, incluso a mis abuelas Irma y Nelly.

– Sos el número seis del ranking, ¿qué tan cerca estás del mejor del mundo?

– El chino Feng Pangfen juega a otra cosa. Lo enfrenté dos veces. La primera, en Eslovaquia, me ganó en un partido muy parejo. Para el segundo enfrentamiento me preparé de otra manera, cambié la estrategia, lo sorprendió y me puso 4-0 arriba. Pero él se dio cuenta, me hizo una contra táctica y me volvió a vencer. Es una máquina. El y el alemán Tomas Schmidberger tienen ventaja sobre el resto. Del tercero para arriba estamos más parejos.

– En una de esas, en Brasil das el golpe.

– Ojalá. Falta para Río, pero ya lo empiezo a sentir. Siempre soñe con participar en los Paralímpicos. Lo hice en Londres, pero sé que este de Brasil es especial. Pero hay que ir paso a paso, partido a partido. No proyecto, aprendí que no hay que saltear etapas. El tiempo dirá…

 

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes