Es una refente del paracanotaje argentino y la avalan sus medallas internacionales representando al país. Sin embargo, vive el deporte como nadie y por eso se sumó a una nueva disciplina. Brenda Sardón ahora es parte del movimiento de tenis de mesa adaptado.

En diciembre del año pasado, en plena rehabilitación de una lesión en el brazo, conoció a Santiago Morino del Club Libertad de La Plata. Él la invitó a jugar y ella se animó. “Empezó siendo una forma de despejarme, pero ahora cada vez que puedo y no me interfiere con lo que es paracanotaje participo de los torneos. Por el momento el enfoque mayor es remar”, le dijo a Paradeportes.

El fin de semana pasado, Brenda participó del torneo interno de la Federación Argentina de Tenis de Mesa Adaptado (FATEMA), el segundo del año para ella: “El torneo estuvo bueno, voy mejorando de a poco y aplicando los conocimientos que tengo. Está muy bueno el tenis de mesa, es diferente al paracanotaje en todo sentido. Me divierto mucho”.

Sardón estará en el Sudamericano de paracanotaje, que se realizará el 13 de noviembre en Tigre. Si bien su prioridad está en la disciplina que practica hace años, el tenis de mesa ahora también tiene un lugar en su vida.