Cuando hace unos cinco años Wanda Holtz, coordinadora técnico-deportiva del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (EnARD), le presentó a Beto Rodriguez, por entonces técnico del seleccionado de atletismo, comenzó el camino de Braian Villarreal en este deporte. Menos de una ños después, en abril de 2013, llegó el momento de máxima emoción: representar por primera vez a la Argentina, en Sao Paulo, donde corrió 100, 200 y 400 metros.

Desde entonces, ha crecido en lo deportivo y en lo humano. “Los progresos que vivó son varios, desde aspectos técnicos hasta cuestiones como persona, no solo como deportista. Doy gracias a mi actual entrenadora Vanesa Wohlgemuth (récord nacional 100m de 2004 hasta 2016), ella me ha ayudado mucho”, remarca desde Londres. Además, no quiere dejar de lado el agradecimiento al apoyo que recibe del Enard, como de las empresas Mervick, que le brinda la suplementación, y Sporthesis que le provee de plantillas deportivas.

La preparación para el Mundial Londres 2017 le demandó un esfuerzo acorde al acontecimiento. Desde hace 3 años vive en Tupungato, Mendoza, donde estudia el profesorado de Educación Física y entrena en nueve turnos semanales: “solo descanso los domingos”, remarca antes de detallar: “La preparación es la misma que para todo evento importante del año en el que uno apunta a llegar a correr lo más rápido posible. No hay variación independientemente de las características de este torneo. Julio es un mes complicado en Argentina por la falta de torneos por cuestiones de época del año, competimos en abril y mayo y luego tratamos de testear”.

-¿Quiénes son tus referentes entre los velocistas?

-Tengo varios, como Asafa Powell (Jamaica) Andre DeGrasse (Canadá) y Tyson Gay (Estados Unidos). En Londres chocaré contra adversarios de peso, pero el rival en este Mundial soy yo. Vengo haciendo las cosas bien y espero poder demostrarlo en la pista el día de la competencia. Sé que si tengo una buena partida, la marca será buena.

-¿Con qué expectativas saldrás a la pista?

-En principio, correr abajo de los 11,25 segundos, una marca que me permita pasar a la final de los 100 metros. Pero tengo un objetivo que prefiero no decirlo y si Dios quiere se dé el sábado 15…

Esa meta se adivina, pero es mejor no profundizar, para no romper la cábala. Las horas pasan y el gran momento se acerca en la capital británica. “Estar en un mundial es algo increíble, es una muy linda experiencia. Estar rodeado de atletas de buen nivel mundial es importante para crecer como atleta y generar confianza y experiencia. Este es mi segundo mundial, hay menos presión, se puede estar más relajado. No me pone nervioso el público porque mi concentración va a estar puesta en hacer bien mi carrera”, concluye Braian, con la emoción propia de la víspera de los grandes acontecimientos.

Pruebas: 100m y 200m  – Categoría T47

Nacimiento: 18 de diciembre de 1991 en ciudad de Buenos Aires

Logros:
– 7mo puesto en los Juegos Parapanamericanos de Toronto 2015
– 9no puesto en el Mundial de Doha, Qatar 2015