El seleccionado argentino de básquet para sordos se concentró en la ciudad de Villa Mercedes, en San Luis, donde disputó dos encuentros amistosos.En su primera presentación, los Topos vencieron por 89-81 a La Unión. Luego, en el segundo encuentro fue derrota ante Jorge Newbery por 84-77 en el cierre de la Copa Alfredo Cordero Linguido. Estos partidos sirvieron, además, de preparación para el máximo objetivo del año, el Mundial de Lubín, Polonia.

“Todavía faltan ajustar algunos detalles, pero vamos por buen camino. Estamos enfocados en hacer las cosas bien. Contra Newbery, que milita en el Federal, demostramos para qué estamos pese a que tuvimos varias bajas. Fue una concentración positiva en las que nos exigimos al máximo”, indicó el capitán del equipo, Marcos Raffin. Además, destacó la buena recepción que hubo de parte de la gente de San Luis: “Nos sentimos como en casa en todo momento. Es una ciudad maravillosa con gente muy humilde. Seguramente vamos a volver”.

El entrenador Ariel Britos convocó a los siguientes jugadores: Carlos Valdovinos, Joaquín Faber, Agustín González, Diego Galanti, Marcos Raffin, Gastón Armando, Nicolás Montero, Jeremías Pérez, Andrés Montero, Bruno Beros, Agustín González y Juan Aude. La próxima convocatoria será en Chivilicoy del 4 al 7 de abril.