Por primera vez en la historia, un equipo de básquet en silla de ruedas cuenta con argentinos. Desde esta temporada, Maximiliano Ruggeri y Cristian Gómez competirán en la Bundesliga con el Baskets Rahden. “Después de jugar 10 años en Italia tenía la necesidad de cambiar y probarme en una liga tan fuerte como la de Alemania. Estoy muy feliz”, le cuenta Ruggeri a Paradeportes, desde Rahden, una ciudad que tiene un poco más de 15.000 habitantes y se encuentra a 150 km de Hamburgo, sede del próximo Mundial de bàsquet en silla de ruedas.

En el debut, Ruggeri y Gómez anotaron 16 puntos cada uno. Sin embargo, Baskets Rahden perdió por 54-53 frente a Reine River Rhinos en la primera fecha. “Recién nos estamos conociendo, somos un equipo nuevo y nos tocó enfrentar al que finalizó en el cuarto puesto en la última temporada. El domingo recibimos al Colonia y ojalá consigamos un triunfo”, indica.

“Alemania es un país bárbaro. Muy lindo, y donde todo funciona perfecto. Me estoy adaptando a este cambio y con Cristian (Gómez) todo es más fácil. Me dieron una casa en la que vivo con mi mujer y estamos muy contentos”, ilustra Ruggeri, integrante de la Selección Argentina.

Mientras se acomoda a un nuevo estilo de vida, Ruggeri disfruta de este presente. Porque deslumbró con Baskets Rahden en la pretemporada y fue elegido el MVP en un torneo que se realizó en Lille, Francia. Toda una señal de cara a un año cargado de ilusiones.