Adolfo Berdún, el capitán de la Selección Argentina de básquet sobre sillla de ruedas, se mudó de Roma a Milán. Después de muchos años en el Santa Lucía, con el que consiguió cinco títulos en tres años, Berdún representará al Briantea 84 y no puede ocultar su alegría en diálogo con Paradeportes: “Fue una linda decisión y estoy muy contento por llegar a un club, que siempre pelear por el título, que disputó las últimas cuatro finales y es el último campeón del Scudetto”.

“Cuando terminó la temporada pasada, el presidente de Santa Lucía le dio de baja al equipo y los jugadores quedamos sin rumbo. Fue ahí cuando me llamaron del Briantea84, que ya me había buscado en temporadas anteriores. Y me decidí quedarme en Italia, pese a que tenía una oferta muy interesante de Alemania”, explica el “14” de la Selección.

Finalmente, el presidente de Santa Lucía dio marcha atrás y con un presupuesto muy acotado participará del campeonato italiano que comenzará en dos semanas y que contará con otros dos argentinos: Maximiliano Ruggeri en el Dinamo Lad y Fernando Ovejero en Santo Stefano.

Mientras se prepara para el debut en el Briantea84, Adolfo Berdún también piensa en celeste y blanco. “Estoy en permanente contacto con el entrenador Mauro Varela y con todo el cuerpo técnico ya que el próximo año vamos a jugar la Copa América en Colombia que entregará cuatro plazas para el Mundial de Alemania”.